Imox significa esencia. El lado izquierdo,
la parte sutil del ser humano, la sensibilidad, lo inusual, lo excéntrico, el
lagarto o cocodrilo de los ríos. Es ésta la energía que manifiesta la parte
oculta o interna del ser humano, los poderes dormidos. representa también la
"locura", lo inusual, lo que rompe con lo stablecido. Imox representa el espacio
interior de la mente, la interconexión de las ideas, es la fuerza que mantiene
la unidad de las ideas, la fuerza mental.... En este espacio encontrarás de todo un poco... De aquí y de allá....más de allá que de aquí.


El amor es una droga

Literalmente, el amor es una droga. Los centros neuronales que se activan cuando te encuentras a la persona a la que quieres, son exactamente los mismos que aquellos que se activan por el consumo de alcohol, tabaco y otras sustancias adictivas.

El Dr. Eduardo Calixto, neurofisiólogo del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente, en México, explica que lo que provoca la sensación del enamoramiento se debe a la secreción del neurotransmisor dopamina. La dopamina activa diferentes partes del cerebro para provocar reacciones fisiológicas variadas, como lo serían el aumento de la frecuencia cardiaca o el aumento de la presión arterial.

Según los médicos Donald F. Klein y Michael Lebowitz del Instituto Psiquiátrico de Nueva York, sugirieron que el cerebro de una persona enamorada contenía grandes cantidades de feniletilamina que es un compuesto orgánico de las familias de las anfetaminas que al inundarse el cerebro de esta sustancia, éste responde mediante la secreción de dopamina, norepinefrina y oxiticina y comienza el trabajo de los neurotransmisores que dan lugar a los arrebatos sentimentales, en síntesis: se está enamorado. 
En hombres, el principal causante de esta secreción es el aspecto físico, en mujeres, sin embargo, el proceso es más complejo, ya que involucra otros sentidos como el tacto o el olfato (detectando feromonas y otros elementos).

Una parte d nuestro cerebro muy relacionada con el enamoramiento es la amígdala. Este pequeño órgano está vinculada a la corteza orbital frontal, el cuerpo estriado y el tálamo, que son todas las estructuras implicadas en el procesamiento emocional. La amígdala está relacionada con el miedo y las respuestas de placer, siendo su principal función el procesamiento emocional y social. Procesa y almacena los recuerdos emocionales, y también participa en las actuales respuestas emocionales.

La amígdala en los hombres y las mujeres responden de manera diferente a las situaciones emocionales.
La amígdala funciona gracias a dos neurotransmisores: la dopamina y la GABA (ácido gamma aminobutírico). La dopamina está fuertemente asociada con mecanismos de seducción y pasión, mientras que la GABA, es un inhibidor de la dopamina.
Pero, ¿por qué empezamos a secretar dopamina?
Una diferencia entre ambos sexos radica en la maduración de la corteza prefrontal. En mujeres, esta zona cerebral termina de interconectarse aproximadamente a los 21 años de edad, mientras que en hombres el proceso es más lento, culminando hasta los 26 años; es por esto que los hombres suelen querer asentarse en una pareja más tarde que las mujeres.

Una vez que comenzó el enamoramiento, hay que tomar en cuenta que una de las zonas más importantes de liberación de dopamina es el área tegmental ventral, localizada cerca de la base del cerebro. Ésta área, 70 % más grande en mujeres, se activa durante el orgasmo en una relación sexual; el que las mujeres tengan orgasmos más duraderos que los hombres y que se involucren emocionalmente con sus parejas sexuales es atribuible a esta notoria diferencia de tamaños.
Sin embargo, hay un lado triste a toda historia de amor. Calixto explica que con el tiempo, los receptores de la dopamina comienzan a perder su sensibilidad. Así, asegura que en un periodo aproximado de tres años, éstos dejarán de responder al estímulo inicial que desencadenaba la reacción placentera del encuentro con esa persona especial.

La única salvación, en estos casos, es otro neurotransmisor conocido como oxitocina, cuya secreción está relacionada con la sensación de apego. Si una pareja no logra construir una relación más allá del enamoramiento o del placer sexual en tres años, lo más probable es que la relación esté condenada a terminar.

Por: Verónica García de Marina

0 comentarios:

Tiempo Solar-terrestre

Entradas populares

Follow by Email

Seguidores

Los vídeos de alluantu en Dailymotion